• Calle del Arenal, 9, 28013 Madrid. España
  • 902 04 42 26
MADRID, PALACIO DE GAVIRIA CALLE DEL ARENAL, 9

05 Octubre 2018
24 FebreRo 2019

El Palacio

El Palacio de Gaviria es una construcción que data de mediados del siglo XIX, obra del arquitecto Aníbal Álvarez, que diseñó el edificio bajo el encargo del marqués Manuel de Gaviria y Douza, banquero y bolsista perteneciente a la novedosa burguesía madrileña decimonónica. Bien relacionado con la corte, el marqués determinó la ubicación del edificio, entre la Puerta del Sol y el Palacio de Oriente, denotando cuál era la zona de moda entre su clase social.
Este Palacio, también conocido en la época como “de Buena Esperanza” –en alusión a otro título nobiliario del marqués de Gaviria– fue inaugurado en 1851 con un baile presidido por la reina Isabel II. El diario “La Nación” destacó aquel año que en Madrid no había “ninguno que le iguale en lujo y magnificencia, en suntuosidad y buen gusto” a la vez que subrayaba su “gusto bramantesco”.

“Su construcción data de mediados del siglo XIX y es obra del arquitecto Aníbal Álvarez

Realizado según el estilo italiano, muy en boga en aquella época, el palacio encuentra su inspiración en el romano Palacio Farnese. Este mismo estilo se desarrolló en otras construcciones como el Palacio del marqués de Salamanca, que hizo furor entre la alta sociedad del Madrid postromántico. La edificación está organizada en torno a dos patios y una imponente escalera balaustrada de mármol que ha llegado hasta nuestros días. Dicha escalera cuenta con adornos tales como nichos con esculturas de corte clásico. Por su parte, el Patio Andaluz ha sido restaurado recientemente para convertirlo a su vez en otro espacio expositivo.

La fachada presenta un cuerpo bajo de aspecto almohadillado y las plantas siguientes están realizadas en ladrillo, destacando la principal con balcones rematados por sencillos frontones curvos.

En la actualidad el espacio expositivo se reparte no solo por la zona pública del Palacio (donde se hacía ostentación de poder y riqueza) sino también en la parte privada, accesible sólo a la familia. Así, una de las primeras zonas que frecuenta el visitante será la capilla, una parte llamativa del palacio que incluía altar y sacristía, donde se puede apreciar perfectamente su cúpula con cuatro medallones, cuatro pechinas con ángeles y cuatro lunetos. Destaca por su singularidad, en el pasillo que da acceso a la misma, una imagen del Santo Cristo de Lezo: una de las pocas representaciones en las que esta figura aparece imberbe.

En la parte pública se pueden apreciar los techos pintados en la época por Joaquín Espalter y Rull, también de formación italiana. Los visitantes podrán admirar también estas pinturas que exaltan el nombre de Isabel II, partiendo de imágenes de Isabel la Católica y la toma de Granada.

Destacan también escenas de corte mitológico, con figuras que representan a los antiguos dioses Hermes y Atenea. Asimismo se podrán admirar los espejos y elementos originales que decoraban los salones del Palacio, cuya estructura se respeta en el montaje de cada exposición. En un origen esta sala acogió obras de Murillo, Juan de Juanes o Pereda, entre otros.

Las salas privadas, de menor tamaño, cuentan con los citados artesonados en madera, escudos heráldicos y distintas imágenes del mundo taurino, con el que los primeros marqueses de Gaviria estuvieron muy relacionados. La actual tienda hacía las veces de recibidor, de esta forma los invitados de las fiestas podrían acceder a la zona pública sin pasar por la privada.

Desde su construcción el Palacio no ha tenido solamente uso residencial: fue cuartel republicano durante la Guerra Civil, Ministerio de Abastos, centro de decomisos y espacio de ocio y eventos privados. Desde febrero de 2017 se configura como el espacio expositivo en Madrid de Arthemisia, empresa líder en la producción y organización de exposiciones internacionales de arte. Desde entonces ha alojado sendas retrospectivas de M.C. Escher y de Alphonse Mucha y la exposición colectiva “Revolucionarios del siglo XX. Magritte, Duchamp, Dalí. Obras maestras del Museo de Israel en Jerusalén”. Gracias a esta cuarta exposición, “Tamara de Lempicka. Reina del Art Déco”, el palacio espera alcanzar el millón de visitantes en menos de dos años tras su reapertura.

EXPOSICIÓN ORGANIZADA Y PRODUCIDA POR:

CON LA COLABORACIÓN DE:

ESpÓnsor técnico

© 2018 • TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Todas las obras de Tamara de Lempicka incluidas en esta we son © Tamara Art Heritage / ADAGP, Paris / VEGAP, Madrid, 2018