• Calle del Arenal, 9, 28013 Madrid. España
  • 902 04 42 26

MADRID, PALACIO DE GAVIRIA
CALLE DEL ARENAL, 9

05 Octubre 2018
24 FebreRo 2019

Biografía

Tamara de Lempicka

El artista coloca a la modelo, Tamara de Lempicka (Baronesa Kuffner) y Miss Cecelia Meyers durante la realización de “Susana en el baño”, Beverly Hills, 14 de mayo de 1940. Crédito: ACME Newspictures.

Nacida en una familia de clase alta, con el nombre completo de Tamara Rosalia Gurwik-Gorska tanto su lugar de nacimiento como la fecha del mismo no pueden ser datados con claridad, oscilando entre los años 1895-1989 y las ciudades de Varsovia, Moscú o San Petesburgo.

Su infancia y adolescencia transcurren entre Suiza, Italia, Polonia y Rusia, durante esos años toma lecciones de idiomas y arte, disciplina en la que muestra una gran sensibilidad. En 1916 contrae matrimonio con Tadeusz Lempicki en San Petesburgo, ese mismo año, nace su hija Kizette. Dos años más tarde se verá obligada a abandonar el país tras el arresto de su marido como consecuencia de los cambios políticos en Rusia. Es entonces cuando se instala en París, donde volverá a reunirse con Tadeusz.

 

En Francia comienza a tomar clases de pintura, siguiendo las lecciones de André Lhote a quien reconocerá siempre como su maestro. Sus comienzos profesionales los hará como ilustradora de moda. No será hasta 1922, en el Salón d´Automne, donde realizará su primera exposición. Comienza a frecuentar entonces reuniones que comparte con personajes como Cocteau, Joyce, Colette o Isadora Duncan. Es en esta década cuando su producción se revaloriza, exponiendo también sus primeros desnudos. Realiza distintas muestras individuales y colectivas en el Salon des Indépendants (París), en la galería Bottega di Poesia del conde Emanuele Castelbranco (Milán) o en la Exposition Internationale des Beaux-Arts (Burdeos), donde recibe un diploma de honor por Kizette en el balcón. En 1929, ya divorciada de Tadeusz, realizará su famoso Autoportrait (Tamara en un Bugatti Verde). El 3 de abril de ese mismo año llegará por primera vez a Estados Unidos, donde participará en la 28ª International Exhibition of Paintings (Carnegie Institute de Pittsburgh) con el Retrato del doctor Boucard, El sueño, y Kizette en el balcón.

Llegada en el S.S. Paris, Miss Tamara de Lempicka. Nueva York, 9 de abril de 1929, Crédito: ACME Newspictures.

Es en el periodo de entreguerras donde la producción y la fama de Tamara –como artista y como encarnación de un estilo de vida libre– alcanza su máximo apogeo con el respaldo de la sociedad y de la crítica. Pinta retratos de científicos, escritores, intelectuales, y gran parte de la antigua nobleza europea exiliada. Contrae segundas nupcias con el Barón Raoul Kuffner. En el verano de 1932, la artista realizó una estancia en España, visitando Málaga, Sevilla, Córdoba, Toledo y Madrid. En 1934, se reúne en Italia con el rey español en el exilio, Alfonso XIII, a quien le dedica un retrato que se podrá admirar por primera vez en Madrid. Tres años más tarde, en 1937, expone en el Musée du Jeu de Paume la exposición Les femmes artistes d’Europe.

Ante la amenaza de la II Guerra Mundial, Tamara y el Barón Kuffner se trasladan a Estados Unidos, más en concreto a Beverly Hills, donde instalarán su residencia en la antigua casa de King Vidor. Será en el año 1941 cuando inaugura una muestra individual en la Julien Levy Gallery, a finales de año hará lo propio en la galería homónima de Los Ángeles y en las Courvoisier Galleries (San Francisco). En 1943 vuelven a mudarse, esta vez a Nueva York. Al término de la guerra, la artista reabre su famoso estudio de la rue Mechain en París.

Durante las siguientes décadas el advenimiento del expresionismo abstracto contribuyó a que el estilo de Lempicka fuera dejado de lado, aunque la artista no detuvo su creación artística en ningún momento. No fue hasta, 1966 cuando el Musee des Arts Decoratifs organiza una exposición conmemorativa en París llamada Les Années ’25, que volvió a levantarse el interés por el estilo de la artista gracias al éxito de la muestra.

En los años 60, y tras la muerte del Barón, traslada su residencia a Houston para estar más cerca de su hija Kizette. Pero en 1978 Lempicka se muda definitivamente a México, donde adquiere una casa en Cuernavaca conocida como “Tres Bambús”, donde pasará los últimos días de su vejez.

Tamara de Lempicka murió mientras dormía el 18 de marzo de 1980. Siguiendo su deseo fue incinerada y sus cenizas esparcidas en la cima del volcán Popocatépetl.

EXPOSICIÓN ORGANIZADA Y PRODUCIDA POR:

CON LA COLABORACIÓN DE:

ESpÓnsor técnico

© 2018 • TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Todas las obras de Tamara de Lempicka incluidas en esta we son © Tamara Art Heritage / ADAGP, Paris / VEGAP, Madrid, 2018